3 ago. 2011

LIBROS: Yerma de Federico García Lorca

Igual parece un pelín pedante empezar la sección con esta obra de teatro pero es lo último que leí y es que tras nuestro viaje a Granada, tierra de Lorca, me entraron ganas de leer más sobre el autor.

Seguro que más pedante por mi parte será criticar a Lorca pero es un autor que no me acaba de llenar. Quizá porque (como él mismo dice... no me echeis a los leones) es más un creador de escenas, de personajes y de momentos que narrador de historias. Sin embargo Yerma me ha atraído más que "Bodas de Sangre" (aunque menos que "La Casa de Bernarda Alba")

Algo es innegable... Lorca es único para retratar a la mujer de su tiempo... la tierra de Andalucía... las tradiciones de la honra y del qué dirán... que aún hoy sigue bastante patente en España aunque las cosas vayan cambiando. Podría parecer que el tema de una mujer que no se queda embarazada no es actual pero quienes tenemos un caso cercano y observas en ocasiones cómo la obsesión ahoga la maternidad frustrada sabemos que es un sufrimiento para quien lo sufre.

Si a eso le juntamos los listones altos que se deben superar en los medios rurales de esa época de lo que debe ser para uno su vida si se quiere sentir realizado (noviazgo, matrimonio, hijos...) no es de extrañar que Lorca generara esta tragedia.

Se lee en un periquete... y hay fragmentos de genialidad en el retrato de lo que os cuento... así que leerla no es una pérdida de tiempo ni mucho menos pero sinceramente si tuvieseis que leer una única obra de Lorca os seguiría recomendando La casa de Bernarda Alba.

Aún así... ahí va un fragmento:

"YERMA: Yo no debo tener manos de madre
MARIA:  ¡Por qué dices esto?
YERMA: Porque estoy harta. Porque estoy harta de tenerlas y no poderlas usar para cosas propia. Que estoy ofendida, ofendida y rebajada hasta lo último, viendo que los trigos apuntan, que las fuentes no dejan de dar agua y que paren las ovejas cientos de corderos, y las perras, y que parece que todo el campo puesto de pie me enseña sus crías tiernas, adormiladas, mientras yo siento los golpes de martillo aquí, en lugar de la boca de mi niño.
MARIA: No me gusta lo que dices.
YERMA: Las mujeres cuando teneis hijos no podeis pensar en las que no los tenemos. Os quedais frescas, ignorantes, como el que nada en agua dulce y no tiene ni idea de la sed."

2 comentarios:

  1. hola vengo a visitar tu blog y a darte animos porque dices que acabas de empezar. Te seguire desde hoy mismo, porque creo que este blog promete, asi que mucha suerte en tu proyecto y gracias una vez mas por visitar mi sitio. Saludos

    ResponderEliminar